Reseña: "Un hijo", de Alejandro Palomas

11:00:00


Guille es un niño introvertido con una sonrisa permanente, y es un lector empedernido con mucha imaginación. Solo tiene una amiga. Hasta aquí todo en orden. Pero tras esta máscara de tranquilidad se esconde un mundo fragilísimo, como un castillo de cartas, con un misterio por resolver. El rompecabezas lo configuran un padre en crisis, una madre ausente, una profesora intrigada y una psicóloga que intenta armar el puzle que está en el fondo. Una novela coral que respira sentimiento, ternura, vacíos, palabras no pronunciadas y un misterio sobrecogedor.











Guille es un niño de nueve años que quiere ser Mary Poppins. No es que quiera ser como ella, sino que quiere ser ella. Cuando confiesa esto delante de toda la clase, a Sonia, su profesora, se le disparan las alarmas y cree que hay algo más detrás de esa afirmación. A pesar de que Guille es un niño aparentemente feliz y de que siempre está sonriendo, piensa que eso solo es la punta del iceberg y que lo que no se ve es tan tremendo y oscuro que asusta. Preocupada, decide acudir a María, la psicóloga del colegio, quien comenzará a ver a Guille después de clase e intentará descubrir qué le sucede al niño.

Guille es un niño tierno, dulce, hipersensible y apasionado por la lectura y la fantasía que vive solo con su padre, Manuel, pues al estar en paro su madre se marchó a trabajar como azafata a Dubái. Desde que eso ocurrió unos meses atrás, Manuel no sabe muy bien cómo enfrentarse a determinadas situaciones. A largo de toda la novela nos acompaña la sensación de incertidumbre que tiene relación con el misterio de la historia, sobre el cual no comentaré nada para no quitarle la gracia, aunque sí que resulta un poco previsible.

Un hijo es una novela narrada en primera persona de la mano de cuatro personajes: Guille, María (su psicóloga), Manuel (su padre) y Sonia (su profesora). Los dos primeros son los que llevan el peso de la narración, casi siempre intercalándose, para dar a conocer el punto de vista de uno y de otro y para hacer avanzar la historia. Sin embargo, los dos últimos solamente intervienen directamente al principio de la novela. Alejandro Palomas ha sabido plasmar las cuatro voces perfectamente: por un lado, la voz de Guille es obviamente la voz de un niño, que explica lo que pasa a su alrededor desde la inocencia, con explicaciones más que con palabras concretas; por otro lado, consigue que en cierto modo las voces de los adultos sean distintas entre sí, y es que aunque las de María y Sonia son parecidas, es evidente que la de Manuel es diferente.

Estamos ante un libro muy rápido de leer, en parte porque los capítulos que la conforman son bastante breves y por esa alternancia a la hora de narrar los acontecimientos. A medida que te vas adentrando en la historia quieres seguir avanzando y llegar al fondo de la cuestión al igual que María, comprobar que lo que sospechas desde el principio es la respuesta al misterio que envuelve la novela, y seguro que no querréis dejar de leer hasta llegar al final de esta enternecedora historia.


You Might Also Like

7 comentarios

  1. Hola.
    Tenía este libro en el punto de mira, así que voy a ver si en breve pudiera comprarlo y leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es un libro precioso, me enamoré de Guille desde el primer momento.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Me alegra que te haya gustado tanto ^-^ Yo le puse la misma puntuación que tú. No llegué a darle la puntuación máxima porque se me hizo predecible hacia la mitad del libro, cuando ya supe el secreto de Guille y la psicóloga aún no lograba averiguarlo xD Pero, por lo demás, me gustó muchísimo, sobre todo Guille :')

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Me atrae la idea de que trate sobre lo que siente y piensa un niño, pero no sé si será un libro duro, referente a lo que pase o suceda con Guille. Evito libros, imágenes, pelis... donde los niños sufren.
    Igual lo leo y me encanta...
    Gracias por traer reseña de un libro "diferente".
    Besos ;)

    ResponderEliminar
  5. Tiene una portada tan bonita.. me encantaría para una libreta de notas.
    Es precioso.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Yo le tengo muchísimas ganas a este libro. Además de que me encantará ver las partes que narra la psicóloga.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  7. No he leído esta novela pero es una de esas que siempre que la veo me llama la atención y me digo "tengo que leerla pronto". A ver si ese pronto no es demasiado... tarde.

    ¡Mua!

    ResponderEliminar