Reseña: "Una canción para Novalie", de María Martínez

jueves, 19 de noviembre de 2015


Novalie ha pasado los últimos cuatro años cuidando de su madre enferma, y esa terrible circunstancia la ha obligado a madurar demasiado rápido. Se ha convertido en una joven fuerte y decidida que sabe lo que quiere; por eso no se rinde con su padre que, deprimido y derrotado por la muerte de su esposa, ha perdido las ganas de vivir.

Nick tiene un don para la música. Es un prodigio del piano. Las mejores escuelas internacionales se lo disputan. Y su familia, demasiado protectora, planea grandes cosas para él.

Novalie y Nick son polos opuestos. Dos vidas separadas por la distancia y las diferencias. Lo único que tienen en común es que ambos deberán pasar el verano en Bluehaven, una isla que esconde un pasado lleno de secretos y que cambiará sus vidas para siempre.


El new-adult no es un género que me llame especialmente la atención. Yo, lectora empedernida de chick-lit hace unos años, hace tiempo que dejé atrás las novelas juveniles, pero últimamente, y sobre todo desde que estoy metida en la blogosfera, estoy ampliando horizontes y no me dejo llevar tanto por la etiqueta del género. Más bien busco historias de todo tipo, que en el mejor de los casos consigan sorprenderme e incluso consigan llegarme bien adentro. Una canción para Novalie es de estas últimas.

Unos meses después de la muerte de su madre, Novalie se muda con su padre a la isla de Bluehaven, donde viven sus tíos y donde pasaba las vacaciones cuando era una niña. Con 18 años, es una chica que ha tenido que madurar y crecer a marchas forzadas tras pasar los últimos cuatro años cuidando de su madre, y ahora debe enfrentarse a la depresión de su padre. Por otro lado tenemos a Nick, un chico de 24 años que es un portento de la música, un famoso pianista en Europa que solo quiere pasar un verano tranquilo y desapercibido en la isla que no visita desde hace años. Un día ambos se conocen y, a pesar de que no tienen nada en común, se producirán una serie de encuentros fortuitos allá donde vayan y, poco a poco, surgirá algo muy especial entre ellos. Ambos se sienten perdidos, y ese verano serán el uno el apoyo del otro. En el caso de Novalie, verá en Nick a esa persona con quien salir adelante y volver a ser una chica de su edad, mientras que Nick, que siempre ha sido muy complaciente con su familia y teme decepcionarles, encontrará en Novalie las fuerzas para enfrentarse a ellos y decirles por fin que el futuro que han planeado para él no es el que desea. Pero ¿cuál será el precio a pagar?

La primera parte de la novela es bastante lineal: nos encontramos con una historia de amor muy bonita, tierna y dulce que se va cociendo a fuego lento. A medida que avanzaba en su lectura tenía una sonrisa permanente en la cara. Con los personajes, tan bien perfilados y definidos, conecté rápidamente y consiguieron enamorarme... hasta que todo cambia. Comencé a sufrir por ellos y con ellos, consiguieron desesperarme y dejé de tener tan claro lo que iba a pasar. Pocas novelas consiguen que te impliques tanto en la historia, y esta desde luego lo ha conseguido conmigo.

El amor que surge entre Nick y Novalie es de esos que, una vez lo sientes, nunca se olvida, de esos que lo desbordan todo a su paso. No había leído nada de María Martínez, pero Una canción para Novalie es una de las historias más bonitas y tiernas que he leído, así que lo único que me queda por deciros es que, si no lo habéis leído todavía, toméis nota =)


Reseña: "El amor no es una ciencia exacta", de Mónica Maier

jueves, 5 de noviembre de 2015


La existencia perfecta de Valeria se esfumó en tan solo un instante. Ahora, nueve meses después ha rehecho su vida: disfruta de su trabajo, tiene buenos amigos... y está convencida de que lo que hace perfecta la ecuación es mantener el amor fuera de ella. Pero ¿quién tiene control sobre el destino? Al fin y al cabo el amor no es una ciencia exacta. Y lo descubrirá cuando el heredero de Blackwell Hotels, Derek Blackwell, irrumpa en su vida y la ponga patas arriba. ¿Está Valeria preparara para romper la ecuación?












Llevaba tiempo esperando que se publicara esta novela y después de leerla puedo deciros que me ha encantado. Es más, ha superado mis expectativas. Con unos protagonistas que me han robado el corazón, Mónica Maier ha conseguido que disfrutara muchísimo con su historia, así que no pienso perderle la pista.

Tras casi diez años con su marido y sin haber cumplido todavía su primer aniversario de casados, Valeria llega una noche a casa completamente ilusionada y se encuentra con que él la ha abandonado sin ningún tipo de explicación, dejándole tan solo una nota y los papeles del divorcio. Su mundo se hunde, pero poco a poco consigue reponerse y, nueve meses después, en un nuevo piso y con un nuevo trabajo, las cosas le van bastante bien. Pero claro, después de semejante palo, Valeria quiere a los hombres bien lejos. Sin embargo, eso cambia cuando conoce a Derek Blackwell, un TIARRÓN (así con mayúsculas) estadounidense de raíces españolas que contrata los servicios de la empresa de Valeria. Pese a que su primer encontronazo no es muy afortunado, ambos se verán obligados a pasar mucho tiempo juntos en sus viajes de trabajo y entre ellos surge algo muy especial.

¿Qué puedo deciros de los personajes principales? La verdad es que me han encantado: muy reales, y muy definidos. La historia me ha parecido muy creíble y me ha resultado muy fácil conectar con los protagonistas. Después de que su vida se viniera abajo, Valeria se ha vuelto insegura y es incapaz de confiar en un hombre. Le da miedo volver a entregar su corazón por miedo a que vuelvan a destrozárselo, por lo que directamente se ha olvidado del amor. Ella cree que no está hecha para eso, que lo intentó y no salió bien, y no quiere volver a exponerse y sufrir. Pero ¿qué pasa? Que Derek es un encanto: no solo es atractivo (lo cual provoca que se sienta atraída por él desde el primer momento), sino que es amable, agradable, atento, cariñoso, divertido... y poco a poco conseguirá abrirse paso hasta llegar al maltrecho corazón de Valeria.

A lo largo de mi vida he leído tantas novelas chick-lit que pocas consiguen sorprenderme, pues parece que todas están cortadas por el mismo patrón y son la mar de previsibles. Sin embargo, esta ha conseguido sorprenderme, porque si aplicaba todos los clichés que se usan en casi todas las novelas que he leído y tenía que pasar A, esto no pasaba, y la verdad es que quizá no sea gran cosa pero para mí son pequeñas alegrías, no sé si a vosotras os pasa lo mismo cuando leéis este género. Para mí, gracias a eso la novela ha ido ganando puntos a medida que avanzaba, pues poco a poco la atracción que sienten Derek y Valeria va dando paso a algo más profundo.

Se trata de una novela de fácil lectura que se hace muy amena. Quizá el único aspecto negativo que le encuentro es que se me ha hecho muy cortita y que al final me he quedado con ganas de saber más de los personajes, a pesar de que contiene un breve epílogo. En cuanto a lo que más me ha gustado, sin duda es lo realista y creíble que es la historia y la reacción de Valeria, estas pequeñas sorpresas que me han roto un poco los esquemas a la par que me han encantado y, por supuesto, DEREK. Me he enamorado de ese hombre, que lo sepáis.

Si la habéis leído, me muero de ganas de saber qué os ha parecido, así que ¡contadme! =) Yo ya os lo digo: es lo primero que leo de Mónica Maier y está claro que no será lo último.


Mis lecturas | Octubre 2015

domingo, 1 de noviembre de 2015

Hoy estrenamos mes, así que como de costumbre vengo con un resumen de mis lecturas. Como podéis ver todas han sido buenísimas: mis puntuaciones no bajan del 4, así que más satisfecha no podría estar =) Quería aprovechar para deciros que tengo un montón de reseñas pendientes de escribir y publicar, así que espero poder dedicar próximamente más tiempo al blog para ponerme al día. Llevo unas semanas en las que se ha ido sucediendo un encargo tras otro y este último me trae por el camino de la amargura. El poquito tiempo libre que tenía lo he dedicado a leer, pero si todo vuelve a la normalidad a partir de mañana me tenéis por vuestros blogs de nuevo ^^ Y ahora, después de este pequeño inciso, aquí tenéis mis lecturas de octubre:

   

Otra vez tú, de Alice Kellen (««««)
Sigue lloviendo, de Alice Kellen («««««)

      

El diván de Becca (Becca # 1), de Lena Valenti (««««½)
El desafío de Becca (Becca # 2), de Lena Valenti (««««½)
La decisión de Becca (Becca # 3), de Lena Valenti (««««½)

            

Cómo no ser una drama mamá, de Amaya Ascunce (««««½)
Mis días sin ti, de Connie Jett (««««)
El secreto de Vesalio, de Jordi Llobregat («««««)
El amor no es una ciencia exacta, de Mónica Maier (««««½)
Ä RESEÑA AQUÍ


¿Qué tal os ha ido a vosotr@s el mes de octubre?
¿Coincidimos en alguna lectura? ¿Hay alguna que os llame la atención?
¡Contadme! =)

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS