UN HOTEL EN NINGUNA PARTE (MÓNICA GUTIÉRREZ)

4 de diciembre de 2016


A Emma Voltarás no le queda nada: ni trabajo, ni casa, ni pareja. Por eso acepta una oferta para trabajar todo el invierno en El Bosc de les Fades, un hotel escondido en un bosque. Allí aprenderá que todo lugar extraordinario esconde secretos, pero ¿no es ese el mejor punto de partida para empezar de nuevo? Y es que cuando no te queda nada allí de donde vienes no tienes más remedio que seguir adelante.

Emma pronto descubrirá que la amistad puede encontrarse en cualquier lugar, por muy escondido que esté, quizás de la mano de una camarera de habitaciones hada madrina, o de una niña extraordinaria, o de un viejo escritor necesitado de ternura, o de un cocinero que le abrirá las puertas de los escenarios, o de un surfero que se hace mayor a su pesar, o de una jardinera susceptible; o, quizás, de la mano de un hombre huraño y maravilloso capaz de devolverle la ilusión por volver a bailar sobre zapatos de cristal entre las flores de un jardín encantado.


Sin mapas. Sin prisas. Sin condiciones.
Ven a perderte en El Bosc de les Fades.




Después de más de dos meses sin animarme a escribir ninguna reseña, no he podido evitar sentarme delante del ordenador para hablaros de esta novela. Me ha maravillado tanto, me ha hecho sentir tan bien, que quiero que también la conozcáis, y si al leerla os suscita la mitad de lo que a mí seré tremendamente feliz.

Hace unos días descubrí por casualidad Un hotel en ninguna parte en GoodReads. Esa portada tan verde, tan «invitadora» y acogedora, me llamaba a gritos, y su sinopsis tenía algo especial. ¿Sabéis esa sensación de tener que leer un libro en ese preciso instante sin saber exactamente por qué? ¿Y sabéis cuando, al leerlo, tenéis la certeza de que era precisamente lo que necesitabais, sin ser siquiera conscientes de ello hasta ese instante? Eso ha sido para mí Un hotel en ninguna parte, esa escapada tan necesaria a un lugar mágico, un bálsamo, una inmensa sensación de bienestar.

Emma Voltarás llega a El Bosc de les Fades después de que toda su vida se venga abajo. De repente se queda sin trabajo, sin pareja y sin casa, así que cuando su mejor amiga Anna le cuenta que necesitan una camarera de habitaciones para la temporada de invierno en un hotel perdido en medio de un bosque cerca de la Costa Brava, ¿por qué no aceptar? No tiene nada que perder. Poco a poco descubrirá que ese lugar en medio de la nada es un lugar reconfortante en el que perderse para encontrarse, donde conseguirá curarse las heridas y volver a encontrar la alegría.

Me costó muchísimo llegar hasta El Bosc de les Fades, entre otras cosas porque es muy difícil de encontrar, pero creo que es aquí adonde debía llegar. Sé que es un destino provisional, pero de momento es mi hogar, el único lugar donde he encontrado cobijo después de que el cielo cayese sobre mi cabeza y me aplastara.

Al llegar allí se encuentra con un elenco de personajes entrañables con los que es imposible no encariñarse. Por un lado tenemos a los hermanos Brooks, los dueños del hotel, tan distintos el uno del otro: Samuel es huraño, serio y un tanto gruñón tras llevarse un gran desengaño después de que fracasara su matrimonio, mientras que Tristán es el hermano ligón, seductor e «irresponsable» que aún no ha conseguido sentar la cabeza. También nos encontramos con Marbel, la otra camarera de habitaciones del hotel, de esas personas con las que conectas enseguida como si os conocierais de toda la vida; Aurora, su hija, una niña de nueve años excepcional; Joaquim, el cocinero de gran talento que podría tener todas las estrellas Michelin del mundo y que en su tiempo libre toca en un grupo de trash metal; Phillip, el recepcionista francés malhumorado (en mi mente no podía ser otro que Michel, de Las chicas Gilmore); y, por último, William Lexington, el único huésped del hotel, un escritor ganador del Premio Nobel de Literatura que llegó a El Bosc de les Fades en busca de soledad e inspiración para escribir su próxima novela. A pesar de ser huraño y temido por todos, Emma reconocerá en su mirada el dolor causado por la pérdida y poco a poco entablarán una estrecha relación de amistad lo más especial.

—No importa cuántos lugares más vaya a visitar, ahora estoy convencido de que solo en El Bosc de les Fades cualquier cosa es posible. Incluso para aquellos por los que el destino ya había tirado la toalla.
—¿Se refiere a que ha vuelto a escribir, inesperadamente?
—No, querida, me refiero al pequeño milagro que te ha sucedido hoy.
—No le entiendo, William —le he dicho poniéndome colorada.
—Toda la luz del mundo se ha quedado en tus ojos.
Y en realidad, Anna, justo es así como me siento. Como si volviese a tener una mirada nueva, la luz intacta en las pupilas.

Gracias a los e-mails que los hermanos Brooks le escriben a su madre y que Emma le escribe a Anna iremos siendo testigos del día a día en el hotel y de los acontecimientos más importantes, pero son sobre todo los de Emma —los más extensos y detallados— los que tienen un mayor peso en la novela. Podríamos pensar que al tratarse de una novela epistolar nos faltará información o que la historia se quedará un poco coja, pero no. Para mí es una de esas novelas cotidianas que no contienen una gran trama, pero sí que están plagadas de sentimientos y sensaciones, y al fin y al cabo será lo que os quede cuando leáis la palabra «fin».

No puedo terminar esta reseña sin hacer mención a la pluma de la autora. Delicada, poética, cuidada... De esas que te acarician mientras lees. Para mí Mónica Gutiérrez ha sido todo un descubrimiento, ha sido una delicia leer esta novela, y poco a poco seguiré descubriendo todas sus obras.

Leer Un hotel en ninguna parte ha sido como tomar un té en la tienda de la señora Povedy: dulce, cálido, reconfortante. Ha sido como hacer una escapada a El Bosc de les Fades y a Mirall de Mar, recorriendo los senderos llenos de vegetación y sus calles empedradas, perdiéndome en medio de la naturaleza. Ha sido como salir a la terraza en pleno invierno y contemplar las estrellas envuelta por el más absoluto silencio y recubierta por mil mantas. Cosas que necesito tanto ahora mismo que me parece mágico que una novela tan cortita me las haya dado estos dos últimos días y que haya caído en mis manos en el momento preciso. Quizá por eso haya sido tan especial para mí y no pueda ser objetiva al darle la puntuación máxima, pero espero que de algún modo también llegue a ser especial para vosotr@s.

6 comentarios:

  1. ¡Hola, Carol!
    No necesitaba mucho para convencerme después de leer tu comentario en Goodreads, aunque reconozco que me gusta saber lo que me voy a encontrar. Y sí, a mí también me apetece una historia que me deje esa sensación acogedora o reconfortante.
    Directa a las lecturas para esta semana. Gracias por descubrírmela.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Carol!!
    A mí me pasó igual que a Lidia, con tu opinión en Goodreads no tuve dudas en que más pronto que tarde caería, igualmente tenía muchas ganas de leer tu reseña para saber un poco más, la verdad que a veces libros así, los que son una delicia leerlos pueden ser justo lo que necesitamos en algún momento. Me ha encantado tu reseña y me alegro que lo hayas disfrutado tanto ;)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Con estas reseñas a ver quién es la guapa que se resiste xD Lo tengo apuntadísimo, ya te dije que lo tengo en el libro electrónico desde hace mucho tiempo, pero mi vena kamikaze se fue a por otras historias.

    ¡Mua!

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo pendiente. me encantó su último libro.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Yo también lo leí hace poco y me encantó. Pero del que quedé verdaderamente prendada es de "El noviembre de Kate". Son dos libros de la corriente feel good que me chiflan.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro día leí "Cuéntame una noctalia" y ya solo me queda "El noviembre de Kate", así que estoy deseando hincarle el diente. Es genial saber que te encantó, porque con lo mucho que me gustó "Un hotel en ninguna parte", después de leer "Cuéntame una noctalia" me desencanté un poquitín :/

      Eliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS