~ MARZO ~

5 de abril de 2017


En comparación con febrero, marzo fue un gran mes. Y eso que hubo excepciones, pero tuve el tino —o la fortuna— de elegir cuatro muy buenas lecturas. Un libro muy chulo, tres novelas que me han dejado huella y me han dejado asombrada, una pasable y un «¿no eres tú, soy yo?». ¿Queréis saber cuáles son?


Me diréis que la portada y el título no llaman la atención :) Hacía varios meses que tenía La noche en que Frankenstein leyó El Quijote, de Santiago Posteguillo, en el Kindle, y también hacía varios meses que lo había empezado. Que esté dividido en pequeños relatos que se lean en un santiamén (unos escasos 10 minutos) es perfecto para cuando tienes ganas de leer pero no dispones de mucho tiempo, y finalmente me lo terminé el mes pasado entre descanso y descanso del trabajo. Si sois amantes de la literatura y de las curiosidades os lo recomiendo muy mucho, porque de una manera muy amena Posteguillo nos cuenta anécdotas de la vida y/u obra de, por ejemplo, Jane Austen, Antoine de Saint-Exupéry, Mary Shelley, Anne Rice y de hasta J. K. Rowling, sin ir más lejos. La de novelas y autores que me he apuntado y que he recordado que tengo todavía pendientes... Y la de curiosidades que he aprendido para futuras partidas de Trivial... ;) [««««]




A mediados de febrero Neïra volvió a hacer magia y a tocarnos el corazón con Valiente Vera, pequeña Sara. Tuve que esperar un poquito para disfrutarla como se merecía, y a principios de marzo volvió a ser verano para mí y disfruté de los días de sol junto a Sara, Vera y Alex. Un mes después sigue invadiéndome la calma, la nostalgia y la emoción que sentí al leer esta preciosa historia, y eso es que indudablemente me ha dejado huella. [«««««] [RESEÑA AQUÍ]








En marzo emprendí un nuevo Viaje Literario con las chicas del club de lectura. A la hora de votar lo tuvimos difícil, pero después de haber leído esta entrada de Lidia (Cielos de papel) sobre Bajo el sol de medianoche, de Marisa Grey, quise leer esta novela sí o sí. Si tuviera que resumir en una sola frase lo que me ha parecido, sería con «me ha fascinado». La ambientación es magnífica, la autora es capaz de llevarnos hasta el Yukón de finales del siglo XIX y de hacernos visualizarlo todo a la perfección. Además, cuenta con unos personajes de 10, con acción, intrigas, aventuras, con mucho amor, con su particular dosis de humor... Que no os espanten sus casi 800 páginas de extensión, porque a mí se me pasaron en un santiamén. [«««««]



Y del Yukón me fui a la Viena de los años 20 y al Berlín de los años 30 de la mano de El último baile, de Marisa Sicilia. La historia de Lili y Andreas no es una historia fácil, pero es la historia de un amor intenso que sobrevive al tiempo y a las circunstancias que les toca vivir. Os lo aviso: no siempre estaréis de acuerdo con las decisiones que tomen, no siempre los entenderéis, pero eso es precisamente lo que los hace tan humanos. Otras veces, en cambio, no podréis evitar comprenderlos. Para mí el colofón es la pluma de Marisa, que escribe que es una delicia. Hace relativamente poco que la descubrí, pero siempre me maravilla, sobre todo en romántica histórica, y esta vez no ha sido menos :) Por cierto, ese final... me pareció absolutamente perfecto. [««««½]





Sí, de esas que os decía el otro día que considero «de las de pasar el rato» o de las que intercalas entre lecturas más densas. Empecé a seguir el verano pasado las aventuras y desventuras de Candela y sus chicos del calendario. La idea me pareció muy original, y así como el segundo libro de la pentalogía me gustó bastante, en Los chicos del calendario 3. Mayo, junio y julio me empecé a cansar bastante de ir de Víctor a Salvador y de Salvador a Víctor, y ya empiezo a tener ganas de llegar al final de esta historia. Curiosidad por saber qué pasará en la cuarta parte (¡maldita sea!) después de ese giro del final. [«««]







Todavía hoy, un mes después de que se publicara La magia de ser Sofía, de Elísabet Benavent, sigo cabreada. ¿Con Beta, con la historia, con los personajes, conmigo? Pues más bien conmigo, qué queréis que os diga. Intentaré ser breve hablándoos de este tema, porque incluso empecé a escribir una reseña que se quedó en borradores que me sirvió para desahogarme al terminar esta primera parte. La novela, si hago una valoración global, quizá se lleve un aprobado raspadito por mi parte. Y no, no es por los personajes, ni porque Héctor me cayera mejor o peor, ni por cómo termina (es una bilogía, sabemos que va a pasar algo gordo al final que va a impedir el «felices para siempre»), ni por el tema que trata. Os lo aseguro, le he dado muchas vueltas y he llegado a esa conclusión. Si os soy sincera, me estaba gustando Sofía, el Alejandría, esa complicidad que había entre los personajes, que su historia se vaya cociendo a fuego lento, que fuera la novela más creíble y cercana de la autora (sin tríos, sin cantantes famosos, solo un chico y una chica que llevan una vida normal, un día se conocen y nace la magia), pero hacia la mitad... para mi gusto empezó a decaer. Empecé a pasar páginas como si no hubiera mañana, a leer en diagonal, con ganas de terminar el libro. ¿Y por qué? Pues porque se me empezó a hacer largo, aburrido, pesado, y estaréis de acuerdo conmigo en que cuando eso pasa... mal asunto. Demasiadas páginas me parecieron de relleno, y dejé de empatizar con Héctor y Sofía. Se acabó la magia entre nosotros. No me hicieron sentir, cuando Beta conmigo lo ha conseguido siempre, siempre, siempre. Y ya para rematar... por primera vez me ha molestado el registro tan coloquial que caracteriza la escritura de la autora. No es que no soporte que se use este tipo de registro en una novela, de hecho lo defiendo en novelas desenfadadas, pero no que se abuse de ello, porque que se usen las palabras «coño» y «polla» así, gratuitamente, porque sí... pues no. Ya en Mi isla empecé a sentir algo de esto y lo pasé por alto, pero con La magia de ser Sofía no he podido. Quizá si hubiera leído esta novela en otro momento habría vuelto a quedar encandilada como me pasó desde Valeria hasta Martina (creo firmemente que el momento es un gran condicionante), pero supongo que leerla después de Valiente Vera, pequeña Sara le hizo un flaco favor. No podía evitar pensar en los muchos aspectos que me habían maravillado de la nueva novela de Neïra y de la propia Neïra: cómo desde que empezó en esta andadura siempre se ha arriesgado con algo diferente, cómo ha ido evolucionando novela tras novela, lo bonito que escribe, cómo transmite y nos hace sentir... Estoy cabreada, porque Beta es una autora superventas y se supone que esto siempre funciona, así que ¿para qué cambiar el patrón y arriesgar con algo nuevo y diferente? Y estoy más cabreada aún porque, a pesar de que al terminar esta novela me planteé no leer siquiera la segunda parte, lo más seguro es que acabe haciéndolo porque no me gusta dejar las cosas a medias. Eso sí, después de La magia de ser nosotros... creo que me costará volver a repetir con Beta. [««½]

-------------------- Fin de mi desahogo --------------------


Ya veis que las dos últimas lecturas no han sido muy allá, pero como os decía al principio ha sido un gran mes. Si os pirra la romántica histórica, os recomiendo tanto Bajo el sol de medianoche como El último baile. Si sois amantes de la literatura y fans de las curiosidades, seguro que os gustará perderos entre las páginas de La noche en que Frankenstein leyó El Quijote. Y si queréis una historia bonita, dulce, intensa, cálida y tierna... entonces tenéis que conocer a Sara, Vera y Alex.

Ahora os toca hablar a vosotr@s ;)
¿Coincidimos en alguna lectura? ¡Contadme qué os pareció!

12 comentarios:

  1. ¡Hola! Yo actualmente me ando leyendo 'La magia de ser sofía' y apenas voy por el capitulo 10 y se me ha hecho pesado. Y eso que no fui con mucha expectativa, pues con esta autora (que me encanta) siempre tengo un comienzo difícil, pero leyendo tu opinión ire con un poco más de cuidado, y espero acabarlo y ver que tal me parece. De los nombrados, muero por leer 'La noche en que Frankenstein leyó El Quijote, de Santiago Posteguillo', y que bueno que te gustara mucho. Espero leerlo pronto y ver que tal.

    Saludos ♥

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Pues de tu lista no he leído ninguno jajaja aunque el de Vera me llama la atención y espero leer pronto a Elizabeth

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me quedo con La noche en que frankenstein leyó el quijote. Todos tienen opiniones diversas sobre ese libro, pero lo que es a mí, me deja con muchas ganas de leer todo su contenido el título del libro, su portada, y sobre todo, de lo que va. Todo eso de ''50 curiosidades sobre...'' o tipo así, me va completamente. Seguro que lo disfruto.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Los chicos del calendario es una de mis próximas lecturas :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Carol!
    Marzo fue un gran mes, sí. Coincidimos en bastantes, ya lo sabes. Y qué puedo decir de tu "¿no eres tú, soy yo?"... El lenguaje coloquial de Beta me espanta. Esa es la palabra. Y sé que mucha gente lo perdona por "el drama" que aporta la relación, pero pienso en la cantidad de novelas románticas con drama y que son capaces de traspasar las páginas y transmitir sentimientos sin decir una sola palabrota y pienso que eso es lo que yo quiero leer y no voy a conformarme con menos.
    Abril se presenta como un gran mes también ¿no crees? A ver qué tal se nos da.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Lidia!

      Exacto, esa es la palabra: esta vez ese lenguaje coloquial me ha llegado a espantar, incluso a incomodar. Y es lo que tú dices, con la de novelas que hay, ya sea con drama o sin, y fantásticamente bien escritas sin rayar en el mal gusto, ya paso de andar perdiendo mi tiempo y mi dinero.

      Ay, abril... Será un gran mes con lo que tengo (y tenemos) en mente :) ¡Un besazo!

      Eliminar
  6. Hola Carol!!
    Pues la verdad es que yo estoy leyendo muy poco, prácticamente un libro al mes, más o menos y es que no sé, pero me siento desganada. Veo que este mes si has leído buenos libros, así que me alegro un montón. Me anoté a la LC de Marisa Grey, pero al final se me torció y no he podido leerla, pero la leeré seguro. En cuanto a los nuevos libros de Marisa Sicilia y Neïra, sé que también los leeré en algún momento, aunque antes quiero leer los anteriores que tienen, que tengo varios esperándome en el ebook y en la estantería :)
    En cuanto a lo que dices de Benavent, pues no es una autora demasiado de mi gusto. Tengo una de sus bilogías en casa, más concretamente la de Silvia empezada desde hace más de dos años, y al paso que lleva ahí, no sé cuánto más estará. De este último libro no he leído más que maravillas, pero también he leído un par que coinciden contigo, así que sé que no me gustaría.
    Espero que este mes de Abril se te dé mucho mejor!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
  7. Ehhh! Has cambiado el diseño del blog desde la última vez que pasé.
    EStá precioso, enhorabuena.
    Un mes muy activo, fantástico.
    Muchos besos bonita

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Hace siglos que quiero leer La noche en que Frankenstein leyó El Quijote pero siempre lo dejo pasar...te haré caso y no retrasaré mucho más su lectura.
    Todavía no he leído nada de Neïra y eso que solo leo reseñas buenas de sus historias...me lo apunto.

    No me ha gustado nada leer eso de ''creo que me costará volver a repetir con Beta''... seguro que vuelve a conquistarte con sus historias. A mi La magia de ser Sofía me gustó y engancho desde el principio, cierto que el final se veía venir pero aún así...lo disfruté, puede que fuera la lectura que necesitaba en ese momento.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Carol!!
    Ahora hacía mucho tiempo que no pasaba por aquí y menuda sorpresa me he llevado al ver que uno de los libros que más te ha gustado ha sido precisamente mi última reseña. Valiente Vera, pequeña Sara también supuso para mí un viaje al verano. Y esto no hace más que confirmar que efectivamente tenemos gustos literarios muy afines. porque, ¿te puedes creer que yo tampoco puedo con Benavent? Aunque veo que a ti ha habido títulos que sí te han gustado. Yo solo he leído entero Mi isla y no me gustó y los demás los he ojeado por encima pero al ver ese vocabulario, para mí muy soez, los abandoné al instante. Bastante "choni" hay por ahí suelta como para tener que leer según qué en una novela en mi tiempo libre. Así que no, esta escritora queda descartada para mí.
    Los que sí me han llamado poderosamente la atención son el de Posteguillo, Bajo el sol de medianoche y El último baile. Así que apuntadas quedan a la espera de poder darles una oportunidad.
    Ahora toca ver qué tal serán las lecturas de este mes de abril.
    Un beso enorme ;)

    ResponderEliminar
  10. Por cierto, ¿has cambiado el diseño del blog? Porque te ha quedado genial. A ver si saco tiempo para arreglar el mío un poquito también.
    ¡Ah! Y te adelanto que ya he leído La partitura de Anna Casanovas y no ha sido todo lo que me esperaba. A ver si coincidimos en opiniones.
    Otro beso y ahora sí me voy ;)

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! ^^
    Una entrada muy chula, además de que hay varios libros que llaman muchísimo mi atención, que como siempre irán a una lista interminables de "tengo que leer" :D
    Por cierto, acabo de seguirte en el blog, que lo conocí de casualidad, por si te interesa seguirme tú a mi... Soy una novata, como aquel que dice, pero bueno ¡hay que intentarlo! ^^
    Besoos! <3

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS